10 Técnicas de Estudio para Opositores según Harvard

En este artículo te voy a llevar de la mano por una serie de técnicas de estudio para opositores que no te van a dejar indiferente. Quiero que entiendas algo antes de empezar, todo lo que te cuento en este artículo y todo lo que veas por internet son cuestiones razonables, de sentido común, pero muchas veces no vemos más allá de nuestra narices y aunque sea obvio no lo hacemos, sobre todo al estudiar oposiciones. Te invito a que me acompañes por este bonito mundo del aprendizaje, coge papel y boli y adelante.

¿Técnicas de estudio para opositores y la Universidad de Harvard?

Como psicólogo te diré que me gusta fundamentar las cosas, así que me puse a la tarea de encontrar un respaldo a mis teorías sobre cuál es la mejor manera de estudiar oposiciones. En este artículo te doy la teoría y la práctica.

La investigación en psicología cognitiva (perteneciente o relativo al conocimiento) y en psicología educativa dedica grandes esfuerzos a analizar y descubrir cuáles son las mejores técnicas de estudio y de aprendizaje, todas esas investigaciones y sus conclusiones no llegan fácilmente a las aulas de las escuelas y las universidades, mucho menos en las técnicas de estudio para opositores.

La Universidad de Harvard publica un gran libro, Make It Stick: the Science of Succesful Learning de los investigadores Peter C. Brown, Henry L. Roediger III y Mark A. McDanie, donde se recogen decenas de investigaciones llevadas a cabo con estudiantes, sobre la efectividad de las diferentes técnicas de estudio, analizando tanto las técnicas de estudio tradicionales, siendo las menos efectivas, como nuevas propuestas que se van implantando poco a poco en los sistemas educativos de los diferentes países.

En este artículo te enseño las técnicas de estudio propuestas por la Universidad de Harvard más oportunas para estudiar oposiciones. Creando este decálogo de técnicas de estudio para opositores. Te animo a mejorar como estudiante, tu forma de estudiar determinará tu éxito en la oposición.

“Aprender a estudiar es crucial, puede enseñarte a adquirir conocimiento más rápido, ser más eficiente y mantener la información durante más tiempo”, Peter C. Brown.

Bases del aprendizaje para estudiar oposiciones

El primer consejo que vierte el libro, para cualquier profesor y cualquier alumno, siendo algo que resulta evidente:

1 Comprender las bases del aprendizaje y de la memoria para estudiar oposiciones.

A veces pensamos que sabemos estudiar, otras pensamos que no sabemos estudiar pero que no se puede aprender, pero a todo se aprende, incluso a aprender.

2 El aprendizaje es más profundo y duradero cuando hay esfuerzo.

  • Tener fallos y corregirlos es lo que construye una ventaja hacia el aprendizaje.
  • Cuando el aprendizaje es duro lo estás haciendo bien.
  • Para progresar a tu siguiente nivel de habilidad es necesario sufrir un poco.

A lo largo de la oposición vas a tener muchos baches y dudas, es normal, piensa que en esos baches es cuando buscas soluciones y mejoras como estudiante.

3 El aprendizaje es una habilidad adquirida.

  • No es una habilidad innata, se aprende.
  • El problema es que las estrategias más efectivas no son las más intuitivas o naturales.
  • El cerebro es plástico, cambia a lo largo de su vida, cada vez que una persona aprende algo su cerebro cambia.

Estudiar la oposición va a imprimir un carácter en ti, vas a estudiar de otra manera, a priorizar de otra forma, vas a cambiar y estoy seguro que va a se para mejor.

4 Base de conocimiento previa necesaria para cualquier conocimiento nuevo.

  • Somos jueces torpes a la hora de saber si estamos aprendiendo bien o mal.
  • Poner el nuevo conocimiento en un contexto más amplio favorece el aprendizaje.
  • Aprender desde la abstracción es muy complicado.

Todo lo que sabes hasta este punto de tu vida te va a servir para estudiar la oposición, aunque tengas materias en el temario que no tienes ni idea, no te preocupes tus experiencias y conocimientos previos te ayudarán a memorizar.

5 Es fácil pensar que hay un límite mental de forma errónea.

  • Cuando estudiamos en base a la repetición mecánica llegamos a estar exhaustos hasta el punto de pensar que hemos llegado a nuestro límite mental, o que no cabe más en nuestro almacén.
  • Cuando practicamos técnicas de estudio distintas no hay esa sensación y el límite de almacenamiento desaparece.

Este punto lo vamos a desarrollar a lo largo de este artículo, ya son muchos de mis alumnos los que dicen que es cierto que leer y releer es lo que les hizo pensar que no eran válidos para opositar. Mi consejo para ti es que si llegas a esa creencia, tienes que cambiar tu forma de estudiar, pero no abandones la oposición. Todavía no, date la oportunidad de explorar otras formas de estudiar.

Proceso de aprendizaje para estudiar oposiciones

No me voy a poner muy teórico, quiero que comprendas que las técnicas de estudio para opositores hacen hincapié en alguna de las tres etapas del proceso de aprendizaje.

  1. CODIFICACIÓN. La información capturada por los sentidos es codificada, pasando a un almacén de memoria a corto plazo.
  2. CONSOLIDACIÓN. La información codificada en la memoria a corto plazo pasa a la memoria a largo plazo, donde se reorganiza y estabiliza dándole significado. Haciendo conexiones a experiencias pasadas y a otro conocimiento se consolida en el cerebro.
  3. RECUPERACIÓN. Permite encontrar y extraer información de la memoria a largo plazo, aplicando lo aprendido cuando es necesario.
Proceso de aprendizaje para estudiar oposiciones

A nivel práctico, pensando en las técnicas de estudio para opositores para ti como opositor:

  • Codificación = Subrayado, esquemas, mapas mentales, resúmenes, chuletas, etc.
  • Consolidación = Memorística, nemotécnicos, repasos, y más repasos.
  • Recuperación = Simulacros, ponerte a prueba, preguntarte a ti mismo.

Te invito a hacer las siguientes reflexiones, cómo aprende nuestro cerebro no es baladí, es importante para ti como opositor saberlo, he conocido muchos opositores y yo mismo lo he sido, todos acabamos llegando a estas conclusiones a lo largo de la preparación de la oposición, cuanto antes lo sepas mejor…

  • Si codifico bien, y no consolido estoy siempre en el punto de partida, no se me queda nada en el cerebro, se desvanece, no pasa al almacén a largo plazo. Es decir, está genial hacer los mejores resúmenes del mundo, y yo es lo que digo que hay que hacer, el error es quedarse ahí y no consolidar la información.
  • Si no codifico y quiero pasar directamente a memorizar, no estoy usando claves mentales necesarias para almacenar a largo plazo. La fuerza bruta no le gusta a la memoria.
  • Si codifico muy bien, miles de colores, repaso mucho, consolido con frecuencia lo aprendido. Pero no entreno la recuperación, puede que no llegue a buen puerto. Ponerse a prueba es fundamental, uno de los puntales de mi preparación.

La forma tradicional de estudiar oposiciones

En Make It Stick son muchas las referencias “negativas” a Masive Practice, práctica masiva o “leer y volver a leer”, los típicos “atracones”, el “repetir-repetir-repetir” o como diríamos en España “la letra con sangre entra”.

Vamos que es algo bien conocido en el mundo de la pedagogía, pero seguimos intentando meternos el BOE con calzador, hasta que nos damos cuenta que así no puede ser.

En efecto, el esfuerzo es necesario, pero siempre y cuando sea rentable. Si ya debería ser así en las escuelas, institutos y universidades, más si cabe en la preparación de oposiciones.

En una oposición es común poner al opositor ante el precipicio del temario sin un método, sin técnicas, no me estoy metiendo con academias y preparadores, porque los hay fantásticos. Pero es necesario aprender técnicas de estudio efectivas para estudiar oposiciones.

Vamos a seguir reflexionando juntos sobre ti como opositor, vas a salir de este artículo conociéndote mejor a ti mismo como estudiante:

  • Si cometes errores al estudiar de forma intensiva, los volverás a cometer una y otra vez, al leer y releer no tienes un juicio crítico, necesitas algo que rompa el molde.
  • Tendrás la falsa ilusión de dominio y maestría en la materia porque te suena todo, pero no te lo sabes en condiciones.
  • En la memoria a largo plazo la información compite por permanecer y no ser olvidada, si no está bien consolidada se desvanecerá muy rápido. Es la propia naturaleza del cerebro.
  • Leer y releer: ganancia rápida, pero rápidamente voluble.

A continuación te voy a mostrar muchas técnicas de estudio para opositores, en un principio pueden crearte la sensación de avanzar más lento, pero es un truco mental, el hábito de estudiar de forma intensiva y esa falsa ilusión de dominio te hace valorar muy positivamente la lectura y relectura, pero te dará peores resultados que las técnicas alternativas.

Técnicas de estudio para opositores

Las técnicas de estudio para opositores son aquellas que ayudan al opositor a recordar mucho volumen de información, con mucho nivel de detalle.

En este punto te voy a decir una cosa, todos los que hemos opositado sabemos que no es lo mismo el primer mes, el primer año, que el día que apruebas la oposición. Aprendemos mucho a lo largo de la oposición sobre cómo estudiar, y ni siquiera sabemos ponerle nombre.

Depende con quién hables te va a contar una cosa. Así que ten cuidado con los consejos, somételos a tu propio juicio. La mejor pregunta que le puedes hacer a alguien que ha aprobado una oposición, es que te diga alguno de sus trucos más preciados a la hora de estudiar la oposición.

Yo te estoy anticipando muchas cosas para que no te desgastes antes de tiempo, para darte atajos y que empieces con buen pie la oposición, o seas capaz de dar un golpe de timón cuando sea necesario.

Si algo de lo que haces no te sirve, suéltalo. Si alguna de estas técnicas de estudio para opositores te resultan atractivas, ponlas a prueba durante un tiempo, y si te sirven quédatelas.

1 Planifica tus descansos y días libres.

La memoria a largo plazo necesita tiempo para consolidar los conocimientos nuevos. No te pases exigiéndole a tu memoria. Déjale tiempo al cerebro para asimilar y consolidar la nueva información.

Es tan importante el tiempo de estudio de la oposición, como el tiempo que no se estudia. Para que lo sepas, el cerebro sigue trabajando en esa información cuando está descansando o en otra tarea.

2 Intercala los temas por bloques.

En contra de la habitual práctica masiva o intensiva, el dedicar tiempo a diferentes materias puede parecer más improductivo o más lento, pero es mejor para el cerebro, porque se da mayor consolidación de la información.

Tus recursos cognitivos (mentales) cuando empiezan a acostumbrarse a una materia pierden interés. Mantener el nivel de atención y las capacidades mentales al máximo se consigue cambiando de materia.

Cada día de estudio te conviene intercalar temas de diferentes bloques, porque tu concentración aumentará cada vez que cambias de materia.

Apunta este consejo, y no vayas bloque a bloque, para mí es una de las técnicas de estudio para opositores fundamental.

3 Nutre tu vida con otras actividades.

Cuando estamos opositando tenemos que hacer un esfuerzo para introducir otras actividades que no tengan nada que ver con lo que estás estudiando.

El cerebro está organizado por especialidades cognitivas: lenguaje, creatividad, colores, sonidos, etc. Potenciando todas las zonas del cerebro serás mejor estudiante porque tendrás más conexiones neuronales disponibles, el consumo de oxígeno del cerebro aumenta y el aporte de nutrientes a las neuronas será más intenso.

No queremos mártires en las oposiciones, ese sacrificio sólo alimenta a nuestra mente perfeccionista. La ciencia dice que se estudia mejor cuando tenemos variedad en nuestra actividad diaria, así que sé obediente en este punto por favor.

4 Elabora tu propio material.

Para mí como estudiante eterno y como preparador, es una de las técnicas de estudio para opositores más importante. La escritura manual sólo trae beneficios a la preparación de oposiciones, el inconveniente es que tenemos la sensación de tardar mucho, y siempre estamos con la paranoia del tiempo: “no me da tiempo”.

Todo en esta vida es una cuestión de equilibrio, en función del tiempo disponible debes usarlo lo mejor posible para memorizar. Si no memorizas el temario leyendo y volviendo a leer, ponte a escribir desde hoy mismo. En la formación siempre insisto que no debes ser perfecto, no tienes por qué ser creativo o cuidar la estética de tus apuntes, pero sí que debes poco a poco tener tus claves mentales para memorizar mejor.

Cuanto más escribas mejor se consolidará en tu memoria, en la escritura se utilizan muchas más partes del cerebro que en la lectura. Además la escritura tiene una parte mecánica (movimientos musculares) que nos hace prestar más atención a lo que hacemos.

5 Crea tus propios modelos mentales.

En este punto me refiero a lo importante que es hacer una representación visual de la información. En la vida rutinaria hacemos modelos mentales de absolutamente todo, desde lo social, a lo práctico y cotidiano. Tener modelos de las cosas permiten ahorrar recursos mentales.

Las personas que aprenden a extraer las ideas clave de nuevo material y organizarlas en un modelo mental conectándolo con el conocimiento previo tienen la posibilidad de alcanzar la maestría. Dentro de las técnicas de estudio para opositores quiero que hagas hincapié en este punto.

No es lo mismo aprenderse una receta que doscientas, y no es lo mismo un tema que ochenta. No es ningún secreto que los esquemas, mapas mentales, organigramas, flujos, índices, etc, ayudan mucho a la hora de memorizar y recordar mucha cantidad de información. ¿Por qué? Porque al cerebro le gusta más la información jerarquizada y estructurada, que letra y más letra.

Una de las claves de nuestra formación es enseñaros a extraer esa estructura de información, cada uno podemos tener más soltura o destreza, pero te aseguro que después de veinte temas uno se suelta. En el caso de que no se te de muy bien, siempre puedes coger los esquemas de otras personas y copiarlos a tu propia letra, hacerlos tuyos. Esto de copiar también está dentro de las técnicas de estudio para opositores.

6 Contextualiza la información nueva.

Consiste en conectar la nueva información con tu conocimiento previo. El proceso de consolidación en la memoria a largo plazo se ve afectado a mejor, donde el nuevo material se conecta con el anterior con más fuerza y mayor significado. Se establecen caminos neuronales nuevos, pero con conexiones anteriores (los cimientos).

Debes llevarte a tu terreno todo lo que estudies, a tus experiencias personales o a lo que ya sabes. Te será más fácil aprenderte el procedimiento administrativo o las sanciones si has pasado por una situación similar como ciudadano.

Técnicas artificiales, todas estas técnicas tratan de lo mismo más o menos, cuestiones que tu controlas mucho y no implican la memoria, las puedes entremezclar con la información nueva. Por ejemplo:

  • Técnica de la familia: asignas a cada miembro de tu familia un concepto, un artículo de una ley, o lo que quieras. Puedes tener en cuenta la edad, y al ordenar por edad ya los tienes en orden. Al género, en conceptos que son dicotómicos. A la proximidad, hermanos, primos, sobrinos, etc. Es muy útil para aprenderte listados, y al repasar juegas en tu mente a poner delante a tu familiar.
  • Técnica de los lugares: en nuestra rutina diaria, de camino a clase, al trabajo, al supermercado, todo está siempre en el mismo orden. Ese orden ya nos lo sabemos con los ojos cerrados. Pues si asignas un concepto a cada lugar (el bar, panadería, frutería, etc), te ayudará a memorizarlo. Cada día puedes repasar mentalmente cuando vayas de un sitio a otro. Esto se puede aplicar a paradas de metro o bus, a un mapa de provincias, a las plantas de un edificio, a las partes de tu cuerpo y un largo etcétera, lo que es imprescindible que te cueste esfuerzo, que lo sepas, de base.

7 Resuelve los problemas sin mirar la solución.

Las personas tienen múltiples formas de inteligencia que pueden usar para aprender, y cada uno aprende mejor cuando puede expandir toda su capacidad, sus actitudes y sus recursos que cuando se ve limitado a una instrucción o experiencia que simplemente es más amena.

En los supuestos prácticos puedes practicar siempre esta técnica, no veas las soluciones de la academia, antes de intentarlo tú solo.

En los psicotécnicos ponte un tiempo mínimo y un tiempo límite para esforzarte en la resolución por ti mismo antes de mirar la resolución.

En los test puedes esforzarte en encontrar la solución, primero en tu cabeza, luego en el temario y finalmente viendo las soluciones. Lo más cómodo, no es siempre lo mejor.

8 Ponte a prueba.

Las técnicas de estudio para opositores que te estoy presentando parecen obvias, pero no te creas que lo aplicamos en nuestro día a día de la oposición, la vorágine diaria nos come.

¡Cuántos alumnos he tenido que a penas se ponían a prueba!. He visto ese patrón en muchas personas que les frustra mucho fallar, o no van a la academia el día del simulacro por las comparaciones. Pero amigo, amiga, es lo que hay, tenemos que saber dónde estamos mal para mejorar y además ponerse a prueba es la mejor forma para aprender.

Practicar el recuerdo de hechos, conceptos o eventos de la memoria es más efectivo como estrategia de aprendizaje que repasar mediante la relectura. La práctica del recuerdo consigue dos objetivos: afianzar lo aprendido e interrumpir el olvido.

Cuando te preguntan por algo nuevo que no sabes y buscas información en tu cerebro eso ayuda a reforzar los caminos neuronales que llevan a la respuesta. Aprender de los errores. Y el miedo a fallar es un bloqueo mental que hay que vencer.

Como opositor tienes que ponerte a prueba continuamente, es la mejor forma de estudiar.

  • Si tienes examen tipo test, haz test por cada tema y haz simulacros.
  • Si tienes examen de desarrollo, escribe el tema para ver qué es lo que sabes y qué no.
  • Si tienes supuestos prácticos, haz supuestos prácticos para saber dónde fallas.
  • Si tienes que cantar temas, canta temas desde el principio.

Te dejo un enlace a la Técnica flash cards, del científico alemán Sebastian Leitner.

9 Interrogantes.

Los niños pequeños aprenden a base de preguntarse “¿por qué?” y el sistema educativo se encarga de que esto termine en algunos casos. En base a lo aprendido anteriormente se pueden buscar explicaciones al por qué de lo nuevo.

Debes conocer las razones subyacentes a los nuevos conocimientos que estás adquiriendo. No te comportes como un opositor autómata, métete en las tripas de la materia nueva, eso sí, hazlo poco a poco.

Por ejemplo, estudiando la constitución es muy interesante y práctico saber el por qué de cada artículo, pregúntatelo a ti mismo y piensa un rato, dale cualquier razonamiento, aunque no sea cierto, incluso fantasioso, ese artículo cogerá un protagonismo distinto en la memoria a largo plazo. Y puede que lo recuerdes dentro de años incluso. Después investiga un poco si te apetece, ¿quién propuso ese artículo?, crea asociaciones nuevas en tu mente y mejorará el recuerdo.

En este punto de las técnicas de estudio para opositores estoy intentando transmitirte que no estudies de una forma gris, mecánica y sin pasión. Quiero que profundices, que amases el temario, que lo hagas tuyo poco a poco, desarrollar una mente inquieta respecto al temario te llevará al aprobado de cabeza.

10 Auto-explicación.

Consiste en preguntarte a ti mismo qué has aprendido. Explicarte como si fueras otra persona a la que quieres enseñar.

Una vez más la explicación se basa en el funcionamiento del cerebro y la memoria a largo plazo, para consolidar la información y reforzar los caminos neuronales que llevan a una respuesta hay que practicar mucho el recuerdo.

Esta técnica de estudio es casi una filosofía y un hábito de comportamiento como estudiante, dentro de las técnicas de estudio para opositores, preguntarte a ti mismo qué sabes y qué no. Pero no me seas comodón o comodona y lo hagas mentalmente, porque lo he visto muchas veces. Quiero que saques al exterior lo que sabes, bien verbalmente o por escrito.

Un consejo que doy muchas veces, puedes comprar una pizarra para casa y explicarle el tema a tu cámara del móvil y luego te ves a ti mismo.

Otra idea, puedes hacer un grupo de estudio y hacer reuniones donde cada uno explicáis el tema al resto. Pueden ser online, hay muchas aplicaciones web para esto.

Conclusiones sobre las técnicas de estudio para opositores

Cuando escribo es como si estuviera hablando con uno de vosotros en una de mis sesiones, me entusiasmo y me gustaría transmitirte esa energía.

Mi intención con este artículo sobre técnicas de estudio para opositores es provocarte un poco hacia un cambio, hacia una mejora como estudiante.

Las técnicas de estudio yo no las veo como un prospecto médico, menos todavía en la oposición, creo mucho en la diversidad, cada uno somos un mundo, venimos de un sitio y vivimos una realidad distinta. Lo que nos une es la necesidad de adaptarnos a este reto que es una oposición.

Mi filosofía es que si algo no funciona lo tengo que cambiar, no me gustan los métodos cerrados, o hacer apología de esta técnica o aquella. Yo quiero que pienses y seas crítico, contigo mismo, con tu preparador/academia, con los consejos del resto, sin pasarte, que sonrías a la adversidad, que luches por tus objetivos, no prejuzgues algo como bueno o malo sin probarlo, sé curioso e inquieto, y mantén el ánimo arriba.

Ánimo y hasta pronto.

David Sánchez
David Sánchez

Puedes echarle un vistazo a nuestra formación Aprende a estudiar tu oposición.

Entrevista gratuita